Es una forma de sanación de los desequilibrios energéticos que provocan la pérdida de la salud en sus aspectos físico, mental y emocional. Mediante la imposición de manos, se transmite energía sanadora Reiki por todo el cuerpo del receptor o paciente. El efecto inmediato es una relajación profunda, alivio del estrés y de las tensiones.

Para mi, es una terapia muy amorosa, tanto para el que da como para el que recibe. Me llena el alma…