• Aceptar: no quiero cambiar a las personas ni las situaciones que no dependen de mí. Entiendo el orden perfecto de la vida y renuncio a interferir en las experiencias de las otras personas. No lucho y dejo de sufrir.
  • Asumir: soy responsable de mis decisiones y de sus consecuencias. No culpo a los otros de mis resultados. Yo soy generador de mis pensamientos, emociones y sentimientos independientemente del que pase fuera de mí. Todo error es una oportunidad de mejora si reflexiono:
    Qué hecho o que no he hecho para tener este resultado?
    Que he aprendido?
    Cómo lo podría hacer mejor la próxima vez?
  • Valorar: sé que tengo todo lo necesario para mi bienestar y aprendizaje. Disfruto en todo el que hago y me abro a disfrutar nuevas cosas y relaciones. Salud, abundancia, prosperidad y felicidad son los resultados.
  • Agradecer: todo lo que pasa en mi vida tiene un propósito de amor y es una oportunidad para superar mis limitaciones, dependencias y sufrimiento. Las situaciones dolorosas y difíciles me han permitido encontrar mi propio valor.
  • Actuar: de manera eficaz y eficiente, dando lo mejor de mí. Comunicación amorosa, firmeza ante compromisos. Mejorar relaciones humanas y satisfacción personal.
  • Servir: estoy dispuesto a hacer y a colaborar con alegría y entusiasmo dando lo mejor de mí en todas las labores que la vida me traiga. Auto motivación.
  • Respetar: entiendo que todos hacemos lo que podemos y sabemos con los recursos que tenemos. Renuncio a la crítica y al juicio de las ideas, costumbres, creencias, comportamientos y decisiones de otras personas.
Basado en las enseñanzas de Schmedling, G.