La inteligencia emocional es un camino de evolución, de madurez, de crecimiento en autoconciencia hacia la óptima gestión de las emociones, sentimientos y pensamientos para mejorar las relaciones con nosotros mismos y con los demás tanto en el área personal como profesional.

La inteligencia emocional nos ayuda a mantener la serenidad ante cualquier persona o situación, a optimizar nuestras potencialidades, creatividad y capacidad de servicio, a generar recursos, a mejorar la adaptación a los cambios, a equilibrar nuestra salud y energía….en definitiva, la Inteligencia Emocional nos ayuda a ser felices por nosotros mismos.