Los minerales amplifican e intensifican la energía, siendo así un maravilloso apoyo para las terapias de sanación energética. Además también colaboran al añadir color (cromoterapia) y sus propias cualidades de tipo emocional y espiritual.

Utilizo los minerales para amplificar la energía canalizada en el Reiki, para el equilibrado de chakras, limpieza de aura y miasmas kármicos….